Carne asada perfecta: ¡hazla con estos tips!

carne asada perfecta

La carne asada perfecta no exis… ¡Claro que sí! Sólo sigue estos consejos para prepararla.

¡Ya se armó el plan! Se va a hacer la carne asada con los amigos y tú serás el anfitrión, pero ¿sabes cómo hacer carne asada perfecta? Con estos tips les demostrarás que eres todo un Maestro de la Parrilla.

Prepara la parrillada

  • Asegúrate de que los trozos de carbón sean grandes y que no se desmonoren fácilmente.
  • Tu parrilla debe estar limpia y sin rastros de asados anteriores que puedan arruinar el sabor de tu carne.

Estos secretos para limpiar tu parrilla te serán de utilidad.

  • Precalienta la parrilla y dale unos brochazos de aceite vegetal. Esto hará que tu carne quede más jugosa y no se pegue o queme.

¿Cómo preparar la carne para asar?

  • La carne debe estar a temperatura ambiente al comenzar a asarla. Si la pones fría, puede ocurrir que sólo se cocine la parte externa y su interior quede crudo.
  • Sazona generosamente cada corte. Las especies e ingredientes con que los marines son los que le darán el toque distintivo a tu carne asada, dejándola jugosa ¡y deliciosa!

Conoce sugerencias para sazonar tu carne

  • Cuando los cortes de carne estén listos, déjalos reposar sobre una superficie tibia para que concentren sus jugos y mejoren su sabor.

La temperatura perfecta de la parrilla

El fuego de la parrilla se considera fuerte si acercas tus manos y sólo puedes mantenerlas de 1 a 2 segundos. Es fuego mediano si tus manos soportan de 3 a 4 segundos cerca de la parrilla y es fuego bajo si lo aguantas de 5 a 7 segundos.

Si puedes soportar más de ese tiempo, debes avivarlo aún más para que logres la carne asada perfecta.

cómo asar carne
Evita cortar la carne para saber si está cocida mientras está en la parrilla. Solamente presiónala.

Al hacer tu parrillada…

  • Procura que la parrilla no quede muy cerca del fuego y espera a que las brasas luzcan grisáceas o rojizas. De lo contrario, pueden quemar muy pronto tu carne sin cocer su interior o incluso desprender gases que la afecten.
  • Al colocar la carne a la plancha o a la parrilla, deja que se ase sin prisas y sólo voltéala cuando esté en su punto para no romper sus fibras.
  • Comienza a asar los cortes que necesitan menor tiempo de cocción, es decir, salchichas, longanizas y embutidos en general. Después piezas más pequeñas como alitas, brochetas de pollo o cortes delgados como las chuletas.
  • Mientras estas piezas se asan, ve colocando los cortes más gruesos en las zonas con fuego indirecto, es decir, las más alejadas del centro de calor de la parrilla. Conforme vayas sacando los anteriores, sustituye por estos.

A menor grosor de tu corte, mayor debe ser la intensidad del fuego y menor tiempo de cocción. A mayor grosor, menor intensidad del fuego y mayor tiempo de cocción.

¡Listo! Una vez que tus cortes estén asados, déjalos reposar unos 10 minutos a fin de que retengan su jugoso sabor antes de cortarlos y disfrutarlos.

¡Conquista el fuego y conviértete en un Maestro de la Parrilla! Encuentra variedad de cortes de carne, sazonadores y todo lo que necesitas para conseguirlo en Superama o Superama.com.mx.

Quiero recibir más noticias