Carne magra de res y sus cortes saludables

Carne magra de res y sus cortes saludables

Disfruta de estos cortes con carne magra de res ¡sin culpa!

Incluir en la dieta diaria todos los tipos de alimentos ayuda a obtener la mayor cantidad de nutrientes. Los amantes de la carne también tienen opciones saludables, como la carne magra. Si eres parte de ellos, conoce los cortes de carne de res más magros.

¿Qué es la carne magra?

La carne magra se caracteriza por la ausencia de cartílagos, venas y, sobre todo, de tejido graso, es decir, se compone principalmente de fibras musculares.

Un corte de carne de res es magro cuando una porción de 100g. contiene menos de 10g. de grasa total, 4.5g. de grasa saturada y 95mg. de colesterol (de acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos).

Este tipo de carne (que puede provenir de aves, pescados, reses, cerdos, corderos o conejos) aporta más proteínas de alta calidad, vitamina B12 y hierro.

Los siguientes cortes de res se consideran magros y pueden hacerse a la plancha o a la parrilla para conservar sus propiedades saludables:

  • Lomo alto o aguja: con su corte deshuesado se elabora el famoso roastbeef.
  • Lomo bajo y solomillo: de la punta del solomillo se obtiene el filet mignon.
  • Filete: los cortes magros de res usualmente se llaman lomo o filete.
  • Cuete o peceto: es común hacerlo deshebrado (como el “cuete mechado”).
  • Colita de cuadril: corte muy tierno para hacer al horno o en parrillada.
  • Chambarete: generalmente se prepara cocido.
  • Bistec de aguayón: corte jugoso que en otros países también se le conoce como picaña, churrasco o sirloin.
  • Falda: sirve para picar y hacer rellenos de otros platillos.
Carne magra de res: cortes saludables
Si deseas una receta gourmet de carne magra, prepara ossobuco.

3 tips sobre cómo elegir carne magra de res

Además de identificar el tipo de carne de res que prefieras, considera lo siguiente:

  1. Opta por cortes premium o “selectos”, que generalmente tienen menos grasa que otros. Además, elige los cortes que, a simple vista, tengan la menor cantidad de grasa.
  2. Si buscas carne de res molida, identifica en su etiqueta la que tenga menor porcentaje de grasa. Ya en casa, al cocinarla escurre el exceso de grasa.
  3. Limita el consumo de vísceras como el hígado.

También es buena idea preguntar en donde acudas a comprar carne magra o al chef del restaurante que visites cuál es el corte magro que más te recomienda.

¿Cómo cocinar carne magra?

Considera que la forma en que preparas tu carne también influye, por lo que es más recomendable cocinarla al vapor, al horno, a la plancha o a la parrilla sin adicionar aceites.

También puedes cortar las partes con grasa cuando aún está cruda. Una vez cocinada, escurre la grasa que pueda resultar.

Si cocinas carne molida, procura hacerlo sin grasa adicional. Además, si la fríes, después enjuágala con agua caliente y sécala perfectamente antes de continuar guisando.

Acude a tu tienda Superama más cercana o visita Superama.com.mx en donde comprar carne magra es súper fácil. Conviértete en un Maestro de la Parrilla y consiente a tu familia.

Fuentes: