Asegúrate de que todo salga bien en tu parrillada evitando estas malas prácticas

Cocinar en parrilla da un sabor muy peculiar a los alimentos, pero si buscas tener la mejor experiencia a la hora de hacerlo, es necesario que tomes en cuenta los errores más comunes al cocinar a la parrilla que no debes cometer.

Di NO a la parrilla sucia

Lo primero que debes tomar en cuenta antes de comenzar a cocinar en tu parrilla, es la higiene. La grasa vieja, las cenizas y el polvo se acumulan fácilmente, por lo que te recomendamos que después de usarla, limpies tu parrilla cuando se haya enfriado un poco, pero no totalmente. Al estar tibia, es más sencillo quitarle la grasa y suciedad. Apóyate de papel periódico y jugo de limón para limpiar las rejillas.

Deja que la parrilla alcance la temperatura ideal

Si la superficie se encuentra muy caliente, entonces tendrás humo por todos lados y la carne se achicharrará. Si está muy fría, la carne genera vapor y no habrá caramelización en el exterior.

El gran secreto para cocinar a la parrilla está en empezar a hacerlo una vez que se tienen las brasas listas, recién apagadas las llamas más fuertes. Si enciendes tu parrilla con ayuda de algún líquido, deja pasar al menos 10 minutos, de esta manera evitarás que la carne absorba un sabor raro.

Cocinar carne demasiado fría

Un error común es cocinar la carne cuando aún está congelada, pues al hacerlo, se quemará por fuera y seguirá estando congelada por dentro. Para lograr que la cocción sea pareja, procura que la carne se encuentre a temperatura ambiente y bien seca.

Errores al cocinar a la parrilla

Mucho o muy poco sazonador

Marinar la carne es una buena práctica para darle un toque de sabor. Sin embargo, poner la carne al asador con demasiada salsa sólo provocará que tu corte quede quemado y pegajoso. Si quieres marinar tu carne, elimina el exceso de salsa antes de ponerla sobre la parrilla. Añade también poco a poco delgadas capas de salsa mientras se cuece, así obtendrás sabor sin quemar los azúcares que contienen la mayoría de las salsas.

Mover la carne constantemente

La carne debe dejarse por lo menos 3 o 4 minutos para que por sí misma genere una costra y se despegue de la superficie de la parrilla. Estarla moviendo tantas veces sólo generará que se rompa y que la parrilla quede sucia.

Aunado a esto, el error más común al cocinar a la parrilla es presionar la carne mientras se cuece. Al hacerlo, la grasa y los jugos caen a las brasas, lo cual genera llamas y ruidos, y con ello sólo estarás logrando secar la carne.

Saturar la parrilla

Cuando organizas una gran parrillada, es común que pienses que lograrás ahorrar un poco de tiempo si cocinas varias cosas a la vez, pero esto será a costa de su sabor.

Comienza con aquello que requiera altas temperaturas para cocinarse, como filetes y hamburguesas. Después, reduce la temperatura de la parrilla para cocinar pollo y salchichas. La carne asada necesita esperar un poco antes de ser consumida, así que mientras tanto asa unos vegetales.

Convertirse en un Maestro de la Parrilla toma su tiempo, ¡no desesperes! Sigue estos prácticos consejos y disfruta de una deliciosa parrillada en compañía de tus seres queridos. ¡Déjanos consentirte! Visita tu tienda más cercana o entra a Superama.com.mx.