Galletas decoradas para niños, ¡una dulce diversión!

horas
15
Dificultad
Porciones
30 aprox.

Tú sólo prepara la masa y deja volar la imaginación de tus pequeños para hacer estas delicias

Esta receta de galletas para niños la haremos con una masa básica para galletas decoradas conocida como “masa quebrada”, es decir, no requiere líquidos. La técnica tiene la finalidad de que, al batir, no se active el gluten de los ingredientes y sean un poco más saludables para todos.

Productos sin gluten que encuentras en el súper

Lo más recomendable es que la masa la preparen los adultos para manipular mejor las medidas de los ingredientes, la batidora y el horno. Pero la parte en la que los pequeños pueden intervenir es la más divertida: ¡decorar las galletas! Esto se hará mediante la técnica del royal icing que veremos más adelante.

Deja que su imaginación vuele y terminen haciendo unas galletitas divertidas que pueden obsequiar a sus seres queridos en casa.

Ingredientes

Para 1 kg de masa básica para galletas decoradas:

  • 600 gramos de harina
  • 230 gramos de azúcar glass
  • 360 gramos de mantequilla sin sal
  • 4 huevos (sólo las yemas)
  • 150 gramos de manteca vegetal

Para el royal icing

  • 1 kg de azúcar glass
  • ½ taza de merengue en polvo (120 gramos)
  • Agua
  • Variedad de colorantes solubles en agua (pueden ser en polvo, gel o líquidos)

Herramientas adicionales: batidora, báscula de cocina o taza medidora, papel encerado, charola plana para hornear, un miserable (pala para remover restos de masa), bolsas de plástico transparentes o duyas, rodillo, cortadores de galletas de la forma que desees.

Preparación

Para la masa

  1. Cierne la harina con ayuda de un colador para evitar que trabajes con grumos.
  2. Corta la mantequilla en trozos pequeños para poder batirla.
  3. En tu batidora, mezcla la mantequilla y la manteca.
  4. Agrega la harina, el azúcar glass y las yemas.
  5. Una vez que la masa básica esté lista y sin grumos, métela al refrigerador separándola en 3 y envolviendo cada trozo en plástico de cocina.
  6. Refrigera, de preferencia, durante una noche.
  7. Al día siguiente, en una superficie plana y enharinada, aplana la masa con ayuda de un rodillo también enharinado para que no se pegue. Deja que la masa tenga un grueso aproximado de 1 cm.
  8. Con ayuda de tus moldes, ve cortando las galletas. Para no desperdiciar la masa, deja muy poco espacio libre entre cada corte.
  9. Pon el papel encerado sobre tu charola y coloca ahí las galletas que vayas cortando.
  10. Una vez cortadas, hornea a 180°C durante 10 o 15 minutos, procura revisar que no se resequen (lo notarás si comienzan a cuartearse).
  11. Después de ese tiempo, saca del horno y deja enfriar a temperatura ambiente.

Para el royal icing (prepáralo cuando la masa ya esté lista)

  1. Bate todos los ingredientes, excepto el agua, durante 10 minutos.
  2. Con ayuda de la pala ve agregando chorritos de agua mientras bates hasta que notes una consistencia medianamente espesa, pero brillante (el brillo es por lo que a esta receta para decorar galletas le llaman royal icing).
  3. Reparte la mezcla en pequeños frascos para que a cada uno le agreguen el color que tus niños deseen para sus diseños. La tonalidad dependerá de la cantidad de colorante agregado (entre más colorante, los colores serán más vivos).
  4. Revuelvan bien y agreguen cada color en una bolsa de plástico distinta a manera de duya (si tienes duyas para repostería, mucho mejor).
  5. Cuando las galletas estén frías, ¡comienza la magia para tus niños! Dales el poder de decorar sus galletitas con los colores que ellos prefieran y de las formas más divertidas.
  6. Cuando terminen, deja enfriar a tempertura ambiente hasta que el royal icing haya endurecido.

Tip: puedes utilizar diamantina comestible o chispas de colores cuando el royal icing esté aún líquido para darle más variedad a las galletas decoradas.

Encuentra todo lo que necesitas para preparar tus postres favoritos en Superama. Haz tu súper a domicilio y disfruta los beneficios de comprar en línea.

Te puede gustar