Galletas monstruosas

galletas-monstruosas

Galletas monstruosas

minutos
80
Dificultad
Porciones
8

Unas divertidas momias serán la fascinación de muchos en esta temporada

Si deseas pasar tiempo de calidad con la familia preparando bocadillos que salgan totalmente fuera de lo común, esta es tu oportunidad: ¡los monstruos nunca habían sido tan escalofriantes y deliciosos!

Diviértanse juntos con unas deliciosas y escalofriantes galletas monstruosas, ideales para saborear y compartir con todos en cualquier momento, pero que evidentemente, en Halloween se robarán todas las miradas. ¡Son muy fáciles de hacer!

Ingredientes:

Preparación: 

  1. Lo primero es preparar las galletas. Para ello debes mezclar la mantequilla con la vainilla y azúcar en un bowl hasta que se incorporen por completo.
  2. Posteriormente, agrega la harina de trigo y continúa mezclando hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Una vez lista la mezcla, deberás darle forma de delgados cilindros y colocarlos en el refrigerador por una hora. Depués, sácalos y corta rodajas de 1 cm aproximadamente para empezarlas a hornear.
  4. Acomoda las galletas en una bandeja y hornea por 12 minutos aproximadamente a 180 ºC. Cuando veas que los bordes empiecen a lucir dorados, podrás sacar tus galletas.
  5. Deja enfriar algunos minutos y después, haz un sándwich con suficiente crema de avellana, esta habrá de mantener juntas tus dos galletas.
  6. Para darle vida a tus monstruos, dale forma a su boca con malvaviscos cortados en forma de triángulos. Arriba del sándwich de galleta coloca dos malvaviscos decorados con crema de avellana para hacer sus temibles ojitos.
  7. ¡Sirve y disfruta!

Tip: Si gustas, puedes agregar cicatrices a tus monstruos con ayuda de chocolate derretido y duyas para que luzcan más terroríficos y sepan más deliciosos.

Con tu súper en línea será muy fácil encontrar todo lo que necesitas para las galletas monstruosas de Halloween, ¡descúbrelo tú mismo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Te puede gustar