Rollos de canela

rollos de canela

Dulces, ricos y ¡fáciles de hacer!

Consiente a tu familia con unos deliciosos rollos de canela caseros perfectos para acompañar con un rico café o, por qué no, un delicioso chocolate caliente. Te decimos cómo prepararlos.

Tiempo: 3 hr(s) 30 min

Dificultad: Media

Porciones: 6 personas

Tipo de receta: Postre

Ingredientes:

  • 1 cucharada de levadura seca
  • 1/4 taza de agua tibia
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/4 taza crema para batir
  • 1 huevo blanco
  • 1/4 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 tazas de harina de trigo
  • 5 cucharadas de canela en polvo
  • 1 taza de azúcar mascabada
  • 1/2 taza mantequilla derretida
  • 1 taza de nuez picada
  • 1/4 taza de queso crema
  • 1 1/2 tazas de azúcar glass
  • 1/4 taza de leche
  • 1/4 jugo de naranja

Procedimiento:

  1. Prepara la masa para tus rollos: en una batidora agrega levadura, azúcar y agua; revuelve y deja reposar hasta que comiencen a salir burbujas.
  2. Después integra la crema para batir, huevo, mantequilla, sal y harina, amasa perfectamente y colca en u tazón con un poco de aceite, déjala reposar 90 minutos.
  3. Enharina la mesa, coloca la masa y extiéndela con ayuda de un rodillo, busca obtener un rectángulo de 50 por 30 centímetros con un grosor de aproximadamente 0.5 centímetros.
  4. Luego barnízala con media taza de mantequilla y espolvorea canela, azúcar y nuez. Haz el rollo y corta secciones de 4 centímetros
  5. Con el horno a 220 grados coloca los roles en una bandeja previamente engrasada, déjalos reposar durante 1 hora y después hornéalos durante otra hora para que logren ser esponjosos y guardar el agua suficiente
  6. Para el glaseado: mezcla el queso crema con azúcar glass añadiendo un poco de leche y jugo de naranja hasta obtener una mezcla semilíquida que puedas colocar en tus rollos ya horneados.

Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta exquisita receta en Superama o visita Superama.com.mx y haz tu súper a domicilio. Estas fiestas navideñas, ¡déjanos consentirte!