Tagliatelle al ragú de bolognesa

horas
1 a 5
Dificultad
Porciones
2

Un platillo delicioso que conquistará los paladares de los amantes de la pasta

La pasta tagliatelle es lo que en México conocemos como tallarines, los cuales encantan a chicos y grandes y son muy versátiles para combinar. Una de las formas más típicas de hacerlos en Italia son los tagliatelle al ragú de bolognesa.

¿Sabías que…?

La salsa bolognesa tiene su origen en la antigua Roma. Al agregarse a trozos de carne estofados (ragú), lo cual fue una influencia francesa (de hecho, ragú en francés significa “abrir el apetito”) crearon esta delicia que te presentamos en Sabor y Estilo.

Ingredientes

Para el ragú a la bolognesa

  • 350 g de aguja de res picada
  • 150 g de tocino picada
  • 80 g de cebolla picada finamente
  • 50 g de zanahoria en cubos pequeños o rallada
  • 50 g de apio en cubos muy pequeños
  • 250 ml de leche entera
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 250 ml de vino blanco
  • 350 g de jitomates pelados y sin semillas o puré de tomate en lata
  • 40-60 ml de aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta negra recién molida al gusto

Para la pasta tagliatelle

  • 600 g de tallarines
  • 5 litros de agua
  • 2 cucharadas de sal
  • 100 g de queso parmesano rallado
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

  1. Sofríe la cebolla en aceite sobre una cazuela de barro, hasta que esté traslúcida.
  2. Añade el apio y la zanahoria y fríe por cinco minutos.
  3. Adiciona la carne sazonada con sal y pimienta al gusto, mezcla bien y cuece perfectamente.
  4. Cuando la carne esté cocida, agrega la leche y deja que se evapore.
  5. Condimenta con nuez moscada y posteriormente agrega el vino blanco.
  6. Calienta a fuego bajo para que se evapore y posteriormente agrega el jitomate o puré.
  7. Deja hervir la salsa y baja a fuego mínimo. Tendrás que dejarla cocer con la carne por aproximadamente 3 a 5 horas, esto permitirá concentración de sabores característicos de la bolognesa.
  8. Durante este tiempo, deberás vigilar tu mezcla y cada vez que veas que la salsa se está secando, agrega una taza con agua.
  9. El ragú estará listo cuando la grasa se separe de la salsa, entonces deja que el líquido se evapore.
  10. Cuando la salsa esté lista, cuece la pasta en abundante agua con sal. Cuando esté lista, escurre el líquido.
  11. En una cacerola grande, mezcla perfectamente la pasta con la salsa rociando con un poco de aceite de oliva. Deja que se integren mientras calientas.

Tip:

Las salsas para pasta requieren un poco más de sal que otras salsas. Si al probar tu preparación está muy ácida, añade una pizca de azúcar hasta reducir ese sabor.

¡Listo! Puedes acompañar la pasta con queso parmesano o dejarlo aparte en la mesa para que cada persona se sirva a su gusto.

Encuentra todos los ingredientes que necesitas para elaborar esta receta en tu tienda Superama más cercana o pide tu súper a domicilio en línea aquí.

Te puede gustar