Disfruta de tu comida con un estilo gourmet acompañándola con el vino adecuado

Acompañar tus comidas con vino hace de una reunión informal, algo mucho más especial y elegante. Sin embargo, al elegir el vino adecuado para el maridaje de tus alimentos, considera que es una sustancia que adquiere sabor e interactúa al mismo tiempo con los demás ingredientes que consumas. Por eso, te decimos los platillos que van bien con vino tinto o blanco.

Alimentos para acompañar con vino tinto

Debido a su fuerte y particular sabor, el vino tinto es ideal para complementar platos fuertes con carne roja. Las comidas para acompañar con vino tinto perfectas son un bistec o un entrecot, y es que la conjunción de estos platos con el vino tinto es excelente y ayudará a potenciar el sabor de ambos ingredientes en tus papilas gustativas, creando un maridaje único.

Si te gusta el queso Brie o aquellos de sabor muy fuerte, también deberás tener presente que los mejores vinos para comer con ellos son los tintos, puesto que la fuerza de ambos sabores conjuga a la perfección, mucho mejor que con otro tipo de bebidas que quizás restarían sabor al queso.

Alimentos para acompañar con vino blanco

El vino blanco se caracteriza por ser un punto más seco que el tinto, por lo que debe consumirse siempre en frío, ya que de otra forma no podrás disfrutarlo del mismo modo que si estuviese a temperatura ambiente.

Estos vinos no tienen un sabor tan intenso como los tintos, por lo que deberás combinarlos con comidas más ligeras, como pescados blancos, pasta o arroces que estén cocinados con mariscos u otros tipos de pescados. Otros alimentos con que se combina el vino blanco son las salsas con yogurt, o bien, los platos que contengan carnes blancas.

Ahora que conoces el maridaje adecuado para tus platillos, llena tu cava con los mejores vinos y licores en Superama, visita tu tienda más cercana o compra en línea y recibe en casa. ¡Déjanos consentirte! Encuentra más recomendaciones en Sabor y Estilo.