¿Por qué usamos corcho para tapar botellas de vino?

Tapones de corcho para botellas de vino
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

No es casualidad que se emplee este material en los tapones para el vino. Conoce sus características y tipos

Si has tenido el placer de destapar vinos, te habrás dado cuenta de que algunas botellas tienen tapones de corcho y otras emplean materiales diferentes, ¿a qué se debe esta distinción? Esto es lo que tienes que saber.

¿Qué es el corcho?

Es un material poroso e impermeable que se extrae de la corteza del alcornoque, árbol originario del Mediterráneo (principalmente España, Portugal y Francia), que llega a vivir hasta 200 años.

Sus características de porosidad, impermeabilidad y ligereza hacen del corcho un material natural adecuado para tapar las botellas de vino. Y aunque es amigable con el medio ambiente, su desventaja es que el alcornoque tarda aproximadamente de 7 a 10 años en regenerar su corteza.

Entonces, ¿por qué se usan tapones de corcho para botellas?

Para que el vino pueda añejarse (adquirir cuerpo y personalidad), además de tiempo, necesita oxígeno. La porosidad del corcho permite que este gas penetre en cantidad adecuada a la botella, pero a la vez, su impermeabilidad impide que el caldo se salga o que se acumulen bacterias u hongos.

Sin embargo, el corcho también requiere ciertas condiciones para mantenerse en buenas condiciones, principalmente estar hidratado, lo que se logra con el mismo vino de la botella. Por esta razón, las botellas con tapón de corcho deben colocarse de manera horizontal para su almacenamiento.

Otra desventaja del corcho es que puede invadirse de un hongo llamado 2,4,6-tricloroanisol (TCA) que, al entrar en contacto con el vino, le “contagia” sabor y olor a humedad, imposibilitando su disfrute.

¿Sabías que…?

La longitud del corcho depende de la juventud o madurez de los vinos. En los vinos más jóvenes se utilizan tapones de corcho de menos de 4 cm de largo. En cambio, vinos más añejos exigen tapones que pueden superar los 5.5 cm.

Otras alternativas…

Debido a esto, la industria vitivinícola ha vuelto los ojos hacia el uso de corchos sintéticos (de plástico o metálicos de rosca), cuyas principales ventajas son que no se ven afectados por el TCA y no requieren mantenerse hidratados, por lo que el almacenamiento de sus botellas puede ser vertical.

¿Desventaja? Los tapones de corcho sintético no permiten la entrada de oxígeno, por lo que no son aptos para vinos que requieran un largo añejamiento. Únicamente se emplean en vinos jóvenes.

Tipos de cocho

  • Corcho natural. Las placas de madera de alcornoque se dejan secar y posteriormente se sumergen en agua caliente para eliminar microorganismos y mejorar su elasticidad, proceso que puede durar varios meses.
  • Corcho colmatado. También es corcho natural, pero relleno con polvo de corcho unido con cola de resina, látex o caucho natural.
  • Corcho aglomerado. Mezcla resina de polímero con grano de corcho. Es más económico al fabricarse con sobrantes de otros corchos.
  • Corcho técnico o híbrido. Compuesto por aglomerado de corcho; presenta en sus extremos pequeños discos de corcho natural.
Tipos de tapones de corcho

¿Cómo poner un corcho de nuevo?

Si la botella de vino no se acaba y deseas guardarla, tienes dos opciones para volver a poner el corcho en ella:

  1. Hervir el corcho. En una cacerola, hierve un poco de agua y cuando esté en ebullición, introduce el tapón durante 2 minutos (presiona con alguna cuchara para que no emerja).
  2. Con una jeringa. Aprieta el corcho hasta que logre encajar unos milímetros en el cuello de la botella sin salirse. Entonces inserta la aguja en el tapón hasta su otro extremo y jala el émbolo poco a poco para extraer el aire. El corcho disminuirá su volumen y podrá entrar sin problema en la boquilla.

 

Después de volver a colocar el tapón de corcho en la botella, deberás conservarla en el refrigerador y tomar el vino lo antes posible: si es espumoso, durará entre 1 y 3 días; si es tinto o blanco, aguantará hasta 4 días. Pero el vino tinto, tendrá que sacarse de refrigeración al menos un par de horas antes de poder disfrutarlo.

Conserva tu cava abastecida para cualquier ocasión. Encuentra gran variedad de vinos y licores en Superama.com.mx.

EVITA EL EXCESO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Te puede interesar