Tipos de vasos para cerveza que resaltan su sabor

Tipos de vasos para cerveza
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Es una de las bebidas consentidas en todo el mundo, pero no en todos los vasos sabe igual, descubre cómo tomarla

Si crees que no hay nada mejor que tomar una cerveza bien fría directamente de su botella… ¡te equivocas! Para que su sabor, aroma y color resalten, y que su carbonatación y espuma sean las adecuadas conoce los tipos de vasos para cerveza que todo buen cervecero debe emplear.

¿Sabías que...?

En países con gran tradición cervecera, como Alemania y Bélgica, tienen muy arraigado servir cada tipo de cerveza en distinta cristalería.

¿Por qué tomar cerveza en vaso?

Al servirla en un vaso, la cerveza perderá dióxido de carbono (CO2) con mayor velocidad que en una botella; con esto, evitarás la sensación de hinchazón, pero sobre todo, sus aromas se volatilizarán permitiendo que aprecies mejor sus cualidades.

El tamaño de los vasos y copas cerveceras va de la mano de la graduación alcohólica de la bebida: las de bajo contenido alcohólico usualmente se sirven en vasos con mayor capacidad. Mientras que cervezas con alta graduación se sirven en vasos más pequeños. Asimismo, la forma del vaso ayudará a conservar la cabeza (espuma).

Estos son los vasos, copas y tarros ideales para los tipos de cerveza más comunes:

Infografía Vasos y copas cerveceras

 

Vaso pinta nonic. Con capacidad de 568 ml, es el formato estándar en el Reino Unido. Ensanchado en su parte superior que favorece una espuma cremosa y permite un mejor agarre.

  • Sirve en él las cervezas ale, porter o stout.

 

Vaso weizen. Largo y ensanchado en su parte superior, de paredes delgadas. Normalmente tiene capacidad para 200 ml de bebida y espacio para la abundante espuma, así como para mantener su aroma y color.

  • Se recomienda para cervezas de trigo (weizen en alemán) como: wheat ale, hefeweizen, dunkelweizen, weizenbock y kristalweizen.

 

Copa cáliz. También llamada goblet o chalice, es de gran capacidad para mantener la cabeza. Su diseño de boca ancha favorece los sorbos grandes y abundantes, y un tallo ancho para sostener la cerveza sin alterar su temperatura. Las copas chalice tienen paredes más gruesas que las goblet.

  • Recomendada para cervezas fuertes oscuras como las IPA’s belgas, strong dark ale, dubbel, tripel y quad.

Copa München (Munich). Su principal función es resaltar el color y, al permitir el contacto de la cerveza con el exterior, retener tanto espuma como la carbonatación adecuada.

  • Diseñada para cervezas plisner (también conocidas como pils o pilsener, ligeras y frescas).

 

Jarra o tarro. Pueden presentarse en varios tamaños, pero su característica principal es el mango para sostenerles y prevenir la transferencia de calor de la mano a la cerveza. Suelen ser de paredes gruesas de cristal para brindar mayor durabilidad y aislamiento.

  • Recomendados para cervezas alemanas, americanas, inglesas, irlandesas y, por supuesto, mexicanas, de todo tipo.

 

Tarro mass o seidel. En alemán, maß significa “un litro”, que es la capacidad de este tarro que, por cierto, es característico del Okoberfest. El tarro seidel suele contener medio litro de bebida.

  • Por tradición, se utiliza para servir cervezas alemanas ale y lager.

Vaso pilsner o pilsen. Su forma cónica mantiene el sabor y el aroma del lúpulo, además, permite retener las burbujas y disfrutar la claridad de las cervezas ligeras.  Normalmente contiene de 350 a 400 ml.

  • Recomendado para todo tipo de lagers (como la americana, Vienna o bock) y pilseners.
Vaso pilsner de cerveza

Copa snifter. Utilizada principalmente para licores envejecidos como el coñac y el brandy. Su capacidad varía entre 180 y 240 ml. De gran volumen en el cuerpo, su parte superior se estrecha para capturar y potenciar los aromas de la cerveza.

  • Se recomienda para cervezas de alta graduación alcohólica como: barleywines, imperial stout, eisbock y cervezas añejadas en barrica.

 

Vaso stange. En alemán stange significa poste, es decir, algo estrecho, recto y cilíndrico. Concentra los aromas del lúpulo y la malta y conserva la carbonatación en niveles adecuados.

  • Recomendado para cervezas finas tipo lambic, bock, kölsch, pilsner checa, cerveza de centeno, gose, altbier y rauchbier.

 

Pinta imperial. A diferencia de la pinta nonic americana, presenta una ligera curva en la partes superior que favorece la conservación de la espuma, así como su agarre. Capaz de contener 568 ml de cerveza.

  • Ideal para ales y lagers como pale ale, IPA, amber, red ale, brown ale, milk stout, oatmeal stout, porter y scotch ale.

 

Copa flauta. De forma estrecha y alargada, muy similar a una copa de champagne, sólo que su tallo es más corto. Esta forma permite que el sabor de la cerveza se concentre y desprenda todos los aromas en poco tiempo.

  • Sirve en ella las cervezas tipo lambic, gueuze, brut, weizenbock, wisbock y cervezas afrutadas.

Jarra stein. Se diferencia de la jarra clásica por tener tapa con bisagras y una palanca para abrirla con el pulgar de la man, así como por ser de materiales como cerámica y metal (aunque stein en alemán es “piedra”). Pueden llegar a contener hasta 1 litro de bebida.

  • Actualmente se emplean más como decoración, aunque aún puedes servir en ellas cervezas lager, Vienna, München o bock.
Jarra stein de cerveza

Copa tulipa. Toma su nombre al parecerse a un tulipán, forma que mantiene la cabeza por más tiempo para apreciar mejor el sabor a malta y lúpulo.

  • Perfecta para cervezas con mucho cuerpo y aromáticas, como las ales escocesas o belgas, o para cervezas con sabores fuertes y una alta graduación alcohólica.

 

Vaso bota. Generalmente es de litro y medio de capacidad. Su forma proviene de una leyenda de la antigua Prusia (hoy Alemania) que un general prometió a sus soldados tomar cerveza de su bota si ganaban la batalla que casi consideraban perdida. Al ganarla, mandó a hacer un vaso de vidrio en forma de bota para no tener que beber de su calzado.

  • Tipos de cerveza como bock y märzenbier son adecuados para beberse en esta curiosa bota.

 

Vaso pilsner pokal. Largo y estrecho, lo que permite que las cervezas claras y doradas se aprecien mejor. La diferencia entre el pilsner clásico, es que el pokal dispone de una base tipo copa.

  • Se utiliza para cervezas tipo pilsner y lager como bock, helles y dunkel.

¡Disfruta mejor tu bebida! Recuerda que en Superama.com.mx encuentras los tipos de cervezas que más te gusten, desde las artesanales, hasta importadas de diversos países.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Te puede interesar