Degustar o catar, la diferencia entre el conocedor y el fanático

Conocer, degustar y encausar un buen vino es todo un arte que pocos conocen, pero que es posible dominar con la preparación adecuada. Aquí aprenderás cuáles son las principales propiedades de un buen vino y cómo identificarlas al contacto con tus sentidos. Conoce todas las señales de identidad, como color, aroma y sabor, que sólo una persona adiestrada es capaz de distinguir y valorar, aquí te decimos cómo aprender a catar un vino.

¿Qué es Denominación de Origen?

La Denominación de Origen (D.O.) en vinos es un certificado legal de carácter internacional que consiguen los productores de una cierta zona geográfica o región especifica comprometiéndose a mantener una calidad de producción lo más alta posible conservando ciertos usos tradicionales en su cultivación, cosecha, elaboración, producción y sobre todo utilizando la uva tradicional de la zona. Para esta denominación suelen existir organismos reguladores que autorizan a exhibir este distintivo a aquellos que cumplan las reglas establecidas de producción.

Tipos de crianza de vinos

Los vinos con una denominación de origen cuentan con diversas crianzas que les permiten lograr que su sabor sea diferente, ya sea más dulce, cítrico o amargo, dependiendo del gusto de cada persona; su tipo de crianza se puede clasificar de la siguiente manera

Vino joven

No se coloca en barricas de madera para su reposo. Suele ser de color cereza intenso y vivo, con ribetes violáceos y matices de color rubí, además, presenta aromas a fruta madura y bayas silvestres. En la boca es vivo y ofrece una amplia variedad de sabor.

Vino de crianza

Permanece por un año en barricas de roble. Es color picota con toques violáceos que muestran juventud. Su aroma  mezcla la intensidad de la fruta, dejando percibir notas de madera, vainilla o los torrefactos. Ofrece una estructura de sabores redondos con taninos equilibrados.

Vino de reserva

Se mantiene por 36 meses entre barrica y botella. Posee una gama de colores desde el rojo picota granatoso al rubí. Su aroma es intenso y con destellos de fruta madura, confitada y de cuero, crema, balsámicos y minerales. Su sabor suele ser amplio, potente y persistente al final.

Vino de gran reserva

Envejece por  60 meses entre barrica y botella, con 24 en barrica. Lo caracteriza su variante entre rojo granate y rubí con matices teja. Su aroma sugiere fruta compotada complementado con madera de roble. Su sabor es estructurado, equilibrado y persistente al final con un toque elegante.