¡Que este año sea el bueno! Mantente saludable con estos consejos

  1. Come fruta a cualquier hora del día. Consumir fruta por las noches no ayuda a subir de peso. La clave es tener una cena equilibrada. La fruta, además de azúcar, tiene fibra, agua y vitaminas. Prefiérela con cáscara y entera.
  2. Disfruta un huevo completo. Comer un huevo al día NO aumenta el colesterol en la sangre. Combínalo con verduras y evita comerlo crudo. De hecho, desayunar una pieza de huevo puede ayudar a controlar el apetito.
  3. La papa y el elote no son verduras. Por su contenido en carbohidratos, entran en el grupo de los cereales. Media taza de elote o media de papa cocida equivalen a una tortilla o una rebanada de pan de caja. Evita agregar estos alimentos a los tacos.
  4. Come TODOS LOS DÍAS alimentos con probióticos. Los probióticos son microorganismos vivos que ayudan a la salud digestiva. El yogurt, jocoque y kéfir son buenos ejemplos. Se recomienda suplementar la dieta con ellos después de tomar antibióticos.
  5. Sí a los jugos verdes. Para aumentar el consumo de verduras, los jugos verdes son excelente opción. La clave es que contengan 100% de verdura y se consuman sin colar. Evita beber más de medio litro.
  6. Evita cocinar con aceite quemado. Cuando un aceite cambia de color o humea, pierde sus propiedades. El aceite quemado aumenta el riesgo cardiovascular. Calienta la sartén antes de agregar el aceite.
  7. Verduras congeladas, una opción nutritiva. Las verduras congeladas son fuente de nutrimentos. La mayoría no tiene sodio agregado. Cocínalas al vapor en lugar de hervirlas, para minimizar la pérdida de vitaminas.

Una vida saludable ¡no es imposible! Basta con adoptar algunos pequeños cambios en tu rutina y destronar los mitos en torno a la alimentación para que notes la diferencia y te sientas mucho mejor. ¡Superama te consiente y te ofrece todos los elementos en los que puedes apoyarte!