¡Nos mudamos! Para seguir leyendo tus recetas favoritas de Sabor y Estilo, ¡visítanos ahora en Vivir Mejor!

Alimentación complementaria guía

Alimentación complementaria para bebés

Ayúdale a obtener los nutrientes necesarios para su desarrollo

Todos sabemos que la leche materna es el alimento fundamental para la vida de los bebés pero después de algún tiempo, los niños requieren otro tipo de alimentos para seguir desarrollándose de manera óptima. Por ello es que te presentamos algunos tips y consejos para que, si tienes un bebé en casa, obtengas una guía de alimentación complementaria para él.

¿A qué edad comenzar con la alimentación complementaria?

A qué edad comenzar con la alimentación complementaria

Tanto la Organización Mundial de la Salud como el Instituto Nacional de Pediatría Mexicano recomiendan que a partir de los 6 meses de edad de un pequeño se puedan añadir nuevos alimentos además del consumo de leche materna.

Para saber si tu pequeño ya está listo para consumir otros alimentos, debes tener en cuenta cuatro aspectos:

  1. Que tu bebé pueda sentarse por sí solo y mantenerse en esa posición. Esto ayudará a que se sienta seguro de poder masticar y que no haya accidentes respecto a su equilibrio que puedan asustarlo o hacer que se atragante con lo que esté ingiriendo.
  2. Cuando sus manitas puedan sostener adecuadamente los alimentos. En esta etapa aún no sabrá ni tendrá la motricidad fina para utilizar cucharas o tenedores, así que déjale explorar su fuerza, textura y sabores con las manos en general.
  3. Si le ofreces alimento y ya no lo rechaza sacando la lengua, esta acción indica que ya está preparado para deglutir de mejor manera. Ya que aún no posee dientes, lo ideal es ofrecer siempre texturas semilíquidas o muy blandas como las papillas, purés o frutas machacadas.
  4. Cuando al estar sentado y rodeado de personas que comen, muestre interés en los olores y sabores. Si percibes que esto le pasa, ¡es momento de comenzar a probar alimentos nuevos!

¿Qué darle de comer?

Lo ideal es que el bebé relacione los sabores de manera individual, es decir, dale un alimento a la vez antes de comenzar a degustar la combinación de sabores. La experiencia multisensorial de tocar, oler y saborear la comida le ayudará a tener una buena relación con los alimentos. Ayúdate de verduras al vapor como zanahorias, calabaza, chícharos, brócoli o frutas como plátano, manzana, melón o peras maduras. Haz tú la prueba: coloca un poco de estos alimentos entre tu lengua y el paladar y si al presionar se deshacen, es una textura que tu pequeño podrá probar.

Si vas a darle proteínas como pollo, asegúrate de que la carne esté muy bien cocida para que tenga la textura adecuada.

Eventualmente, podrás crear papillas caseras para darle nutrientes diversos que le ayuden a alimentarse variadamente con la experiencia previa de los sabores diferenciados. Recuerda siempre consultar con su pediatra sobre el momento ideal para comenzar a incluir nuevos alimentos y dale tiempo a tu pequeño de adquirir el hábito de comer solo, al principio tal vez se derrame más de lo que consuma, pero es parte del aprendizaje de la alimentación.

¿Tu bebé ya está en el proceso de la alimentación complementaria? Encuentra frutas y verduras para él en Walmart Express y aprendan juntos de esta nueva etapa

Compartir 

TE PUEDE INTERESAR