Anís verde: la semilla de tu digestión

Infusión de anís verde
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Conoce los beneficios de esta planta medicinal y cómo consumirla.

El anís verde (Pimpinella anisum) es muy conocido por combatir la indigestión, pero los efectos del anís como planta medicinal no terminan ahí, ¡entérate de todos sus beneficios!

¿Para qué sirve el anís?

Los efectos de los que hablamos son del anís verde y no del anís estrellado con el que se le suele confundir pues, aunque su sabor es similar, son plantas distintas.

¿Sabías que…?

El anís es una de las plantas medicinales más antiguas. Ya desde el año 2000 a.C. se empleaba en regiones de Egipto y Grecia.

La infusión de anís verde se emplea para mejorar la digestión combatiendo la acidez, las flatulencias y la distensión abdominal. Pero, además, existen otros beneficios del anís:

  • Analgésico y antiespasmódico. Actúa contra los cólicos, ya sean estomacales o menstruales.
  • Expectorante. Sus componentes facilitan la expulsión de flemas y, con esto, calman la tos.
  • Antioxidante. Debido a la presencia de linalol y vitamina C, ayuda a proteger las células de la oxidación.
  • Fortalece el sistema inmunológico. Sus ácidos actúan como protectores de enfermedades como la gripe.
  • Antiinflamatorio. Ayuda a disminuir la retención de líquidos, el dolor de cabeza y la migraña.
  • Tranquilizante. Contiene propiedades sedantes naturales ligeras que ayudan a conciliar el sueño.
  • Aumenta el apetito. Lo que es muy útil en casos de convalecencia por enfermedad o postquirúrgica.
beneficios del anís
La parte más utilizada del anís es su semilla. Puede consumirse en té o infusión, polvo, cápsulas o aceite esencial.

¡Prepara una infusión de anís verde!

En una taza, agrega una cucharadita de semillas de anís trituradas, vierte agua hirviendo. Tapa y deja reposar de 5 a 10 minutos antes de beber.

¿Tiene efectos secundarios?

No se conoce ningún tipo de contraindicación de la infusión de anís verde o como especie para cocinar. Sin embargo, como toda planta medicinal, su uso prolongado debe ser bajo consentimiento médico y nunca como sustituto de tratamientos farmacológicos.

Hablando de plantas medicinales… ¿Has escuchado sobre la moringa?

Su consumo en exceso o en altas dosis puede generar náuseas o vómitos. No recomienda a menores de 12 años.

En dosis correctas y ocasionales, puede ser consumido durante el embarazo y la lactancia. No existen pruebas científicas de calidad que indiquen que el anís aumente la producción de leche materna ni mejore el peso de los lactantes.

Personas con problemas neurológicos o gastrointestinales graves pueden ingerir dosis ligeras de té de anís, pero no deben consumir el aceite esencial.

Encuentra semillas de anís en tu tienda Superama o en Superama.com.mx y descubre mayor variedad de tés e infusiones que te encantarán.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Te puede interesar