Beneficios de cocinar con tus hijos

beneficios-cocinar-con-ninos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Cocinar con los más pequeños puede unirlos más como familia, se divierten y al mismo tiempo aprenden. ¡Cocinar juntos es increíble!

Además de ver sus programas favoritos juntos, disfrutar de actividades familiares y platicar, otra manera de pasar tiempo de calidad con tu familia es cocinar con tus hijos. Es una actividad muy completa que trae múltiples beneficios y ten por seguro que se divertirán muchísimo.

Aprenden a comer saludablemente

La conexión entre padres e hijos se hace más fuerte, pero también se fortalece la relación con la comida, ya que los niños comienzan a conocer más alimentos y, al manejarlos directamente para cocinarlos, la curiosidad por conocer sus sabores crece, siendo la oportunidad perfecta para familiarizarse con ellos, sobre todo con las verduras. De esta manera comienzan a crear hábitos alimenticios saludables, reduciendo el consumo de la comida procesada.

Refuerzan sus conocimientos

Cocinar es una manera divertida de aprender sobre todos los temas: matemáticas al medir las porciones; concentración para seguir las indicaciones en cada receta; geografía e historia al aprender de dónde viene cada platillo, las regiones de donde salen los ingredientes y la historia de cada país.

Adquieren valores y responsabilidad

Es importante que después de que terminen de cocinar, se den un tiempo para lavar los trastes y recoger todo lo que se utilizó. De esta manera los niños aprenderán a ser responsables, a mantener su entorno limpio y sobre todo, a trabajar como el equipo que son.

Al involucrarlos en “cosas de adultos” se sentirán importantes y, sobre todo, su autoestima se fortalecerá, ya que saben que están en un entorno seguro, pero al mismo tiempo, tienen una tarea que les ha sido encomendada.

cocinar-con-ninos-1

Fortalecen la unión familiar

Mientras cocinan pueden platicar, pregúntales cómo estuvo su día en general, tal vez puedan planear la próxima comida o simplemente qué van a hacer más tarde. La comunicación será más fluida y verás que la confianza irá creciendo.

Se vuelven más cuidadosos

Los pequeños aprenderán a ser más cuidadosos al manejar aparatos como licuadoras, batidoras, cuchillos y en general, todo lo que se ocupe en la cocina, pero recuerda que para todo hay edades y mientras tus hijos o hijas sean menores de 12 años, las tareas que lleven a cabo deben ser sencillas, sin usar objetos afilados. Una vez pasada esta edad, los platillos podrán ser más elaborados, pero siempre bajo la supervisión de un adulto.

cocinar-con-ninos-2

Cocinar nos une y más si lo haces con tus pequeños ¡porque el amor siempre se puede demostrar con la comida!

Hacer el súper en línea es más fácil para que ustedes solo se ocupen de planear deliciosos menús juntos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Te puede interesar