Aprende cómo elegirlas, cuándo son necesarias ¡y más!

Durante mucho tiempo ha existido cierta incertidumbre respecto a si es bueno o no el consumo de fórmulas lácteas para bebé en comparación con la leche materna. Cierto, la leche materna posee muchísimas propiedades que contribuyen al desarrollo y a la salud del pequeño, pero muchas mujeres no pueden generarla por diversas razones, ¿qué pasa en este caso? Aquí te contamos lo que necesitas saber respecto a la leche de fórmula para bebé.

Alimentación con leche de fórmula, ¿cuándo es necesaria?

Comencemos por aclarar que el que mamá no pueda generar leche no es la única razón documentada por la que se deba optar por fórmulas lácteas. Otros motivos son:

  • Cuando el recién nacido tiene un reflejo de succión débil, especialmente si es prematuro.
  • Cuando la lactancia resulta muy dolorosa para mamá.
  • Si por causas mayores, se debe producir un distanciamiento entre madre e hijo.
  • Cuando existen problemas de salud de la madre que requieren la administración de medicamentos incompatibles con la lactancia.
  • Debido a la necesidad de reincorporarse al trabajo sin posibilidad alguna de extraer y conservar la leche materna.

Cabe señalar que el uso de fórmulas lácteas no tiene por qué ser exclusivo, pues también puede servir como complemento a la leche materna, es decir, hablaríamos de lactancia mixta. Se suele recurrir a este tipo de lactancia cuando mamá debe incorporarse al mundo laboral. Hay que tener en cuenta que:

  • Es conveniente esperar a que el bebé tenga, al menos, 3 o 4 semanas, ya que hasta ese momento se mostrará reacio a aceptar un nuevo tipo de succión.
  • Si la madre ha de volver al trabajo, se debe empezar a sustituir una de las tomas por leche de fórmula cada 3 o 4 días.
  • Conviene que la persona que se encargará de cuidar al pequeño en ausencia de su mamá dé el biberón al bebé, con el fin de evitar el rechazo a la leche cuando su mamá no pueda dársela.
  • Si se recurre a la leche de fórmula sólo de forma esporádica, es preferible dar al bebé un único biberón durante las 24 horas, con el fin de evitar la interrupción de la producción de leche de la madre.
fórmulas lácteas para bebé

¿Cómo se elaboran las fórmulas lácteas?

La leche de fórmula para bebé es derivada de la leche de vaca, pero modificada en cantidad, calidad y tipo de nutrientes. Esto con la finalidad de asemejarla tanto como sea posible a la leche materna y adaptarla a la condiciones de inmadurez digestiva y renal del recién nacido para así mejorar su digestibilidad y tolerancia.

¿Cómo sé qué fórmula debo darle a mi bebé?

De la misma manera que los pañales, las fórmulas lácteas se segmentan por etapas y pesos, de tal manera que cada una de estas presentaciones le proporcionan a tu bebé los nutrientes que necesita conforme va creciendo.

Regularmente, la etapa está marcada en la etiqueta de la lata de fórmula, sin embargo, te recomendamos que antes de optar por alguna acudas con tu pediatra, él te orientará y te dirá qué opción es mejor para tu bebé.

Si junto con el médico han identificado qué tipo de fórmula láctea requiere tu bebé, pero no tienes mucho tiempo para salir al comprarla, ¡tranquila! Pídela en línea en Superama.com.mx y recíbela en la puerta de tu casa. ¡Déjanos consentirte a ti y a tu pequeñito!