Son saludables y jugosas, ¡disfrútalas solas o preparadas!

Las frutas son esenciales en la alimentación, pues son fuente de nutrientes de fácil absorción para el organismo. Son capaces de refrescarnos por su alto contenido de agua, pero también de aportarnos ese sabor dulce que tanto nos gusta. Existen muchos tipos de fruta, en esta ocasión hablaremos de las frutas tropicales.

¿Cuáles son las frutas tropicales?

Son aquellas frutas de las zonas de clima tropical o subtropical. Por fortuna, hoy en día podemos encontrar gran parte de ellas durante todo el año en mercados o tiendas como Superama.

Sandía, de gran tamaño y sabor

Es un hidratante muy potente (dos rebanadas de sandía suplen a un vaso con agua); es fácil de digerir y diurética. Ideal en las dietas de adelgazamiento. Tiene licopeno, un poderoso antioxidante.

Sírvela en rebanadas o prepara agua fresca.

Melón, un dulce olor

80% de la composición de esta fruta es agua, por lo que es ideal para hidratar y tiene la ventaja de su bajo aporte calórico. Brinda minerales como potasio, magnesio y calcio. Es fuente de vitaminas A y C.

Cuando están maduros tienen un olor dulce característico. Prepara agua fresca, cocteles y bocadillos como el clásico melón con jamón serrano.

Mango, carnosa tentación

Las propiedades varían según la variedad de mango, pero coinciden en ser fuente de magnesio, vitaminas A y C y sustancias de acción antioxidante. Por si fuera poco, su contenido de fibra combate el estreñimiento y tiene efecto saciante.

Agrega en cuadritos a tus ensaladas o úsalo para hacer salsas dulces, pico de gallo, aguas y deliciosos postres.

Papaya, de fuerte olor y altos nutrientes

Destaca su aporte de potasio, vitamina C, así como de provitamina A. Contiene pequeñas cantidades de papaína, que ayuda a digerir las proteínas.

Cómela en rebanadas, prepara un smoothie de jugo de naranja con papaya, o bien, en cocteles de frutas.

¿Cómo aprovechar las propiedades de las frutas tropicales?

Es recomendable su consumo en crudo; si las haces jugo, conserva la pulpa. Asimismo, la parte de la fruta justo debajo de la cáscara es la más rica en vitaminas, por lo que conviene no hacer cortes muy gruesos de su parte interna.

Si vas a cortarlas en trozos, hazlo justo antes de su consumo, para evitar que se oxiden y se descomponen más rápido. Si lo prefieres, puedes cortarlas y rociar un poco de jugo de limón para retrasar el proceso de oxidación.

Ahora que conoces cuáles son las frutas tropicales más comunes puedes disfrutar sus beneficios ¡sin culpa!