Si a pesar de que te encanta, no puedes consumir leche, ¡te tenemos esta excelente alternativa!

La intolerancia a la lactosa ocurre a personas que no pueden digerir el azúcar (lactosa) de la leche. Si la padeces, sabes que suele causar molestos síntomas gastrointestinales como diarrea, cólicos, gases e inflamación abdominal después de comer o beber lácteos.

Pero esto no quiere decir que nunca más podrás disfrutar la leche, sólo es cuestión de elegir otro tipo de bebida que sea más amigable con tu organismo: la leche de almendras.

¿Sabías que…?

Desde el siglo XIII hay registros del uso de leche de almendras en un libro de cocina en Irak.

Beneficios de la leche de almendras

Esta bebida de origen vegetal es una alternativa si no puedes consumir productos lácteos. Aunque es posible que no iguale las propiedades de la leche de vaca, sí brinda una gran cantidad de nutrientes como vitaminas A y B2; minerales como zinc, potasio y magnesio, así como fibra. ¿Esto en qué te ayuda?

  • La vitamina A ayuda al desarrollo de huesos y dientes, así como a prevenir infecciones.
  • La vitamina B2 fortalece las uñas y el cabello y favorece la hidratación de la piel.
  • El potasio ayuda al funcionamiento de nervios y músculos, y a mantener el ritmo cardiaco. En caso de diarrea o vómito, la leche de almendras aporta el potasio perdido.
  • El zinc participa en la cicatrización de heridas y en el metabolismo de los carbohidratos.
  • El magnesio regula la presión sanguínea y ayuda a formar proteína y masa ósea.
  • La fibra favorece la evacuación intestinal.

Por si fuera poco, la leche de almendras

  • No contiene gluten.
  • Tiene bajo aporte de sodio.
  • Regula la velocidad de absorción de los azúcares.
  • Ayuda a contrarrestar el colesterol “malo” y disminuir los triglicéridos.
  • No contiene grasas saturadas.

Quizá te interese: Propiedades de la leche orgánica

¿La leche de almendras engorda?

Comparada con la leche entera de vaca que tiene 150 kcal, una taza de leche de almendras aporta sólo unas 40 kcal. Puedes evitar agregarle azúcar e, incluso, existen versiones comerciales sin azúcar.

Prepara tu propia leche de almendras

Si quieres saber cómo hacer leche de almendras en casa, Superama.com.mx te pasa la receta aquí

Esta bebida vegetal puede durar hasta cinco días refrigerada. Notarás que, al estar en reposo, la parte de las almendras quedará arriba del agua, pero bastará con revolverla para volver a integrarlas.

Así, la intolerancia a la lactosa no podrá impedir que disfrutes de otra alternativa a la leche.

Fuentes:

Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

Mayo Clinic

Alimentossaludables.mercola.com

Clarin.com

LaOpinion.com