Aprende cómo hacer papillas de verduras o frutas en casa, ¡tu bebé las agradecerá!

Preparar las papillas para tu bebé puede ser muy fácil y práctico; además, te permite brindarle en cada bocado todos los nutrientes que tu pequeño necesita.

Antes de comenzar, ten en cuenta que la forma en que cocines su papilla influye directamente en su contenido nutrimental, por lo que es muy importante que tengas a consideración ciertos puntos:

  1. Lávate las manos antes de preparar cualquier alimento.
  2. Compra alimentos frescos y fíjate si tienen fecha de caducidad.
  3. Antes de cocinar frutas y verduras, retírales la cáscara. Después cuécelas con poca agua o al vapor para que mantengan sus vitaminas. Si prefieres hacerlas puré, retíralas del fuego cuando tengan una consistencia suave.
  4. El tiempo de cocción es variable, por ejemplo, para una calabaza bastan cinco minutos, mientras que una papa necesita 10.
  5. Machaca, licúa o bate los ingredientes de modo que tengan consistencia de puré.
  6. Para facilitar a tu bebé el proceso de aceptación de los alimentos sólidos, cuela sus papillas hasta que cumpla nueve meses de edad. Después de esta etapa, si el pediatra lo recomienda, dale los alimentos picados en trozos pequeños.
  7. No agregues sal ni azúcar a su comida; debe acostumbrarse al sabor natural de los alimentos.
  8. Separa la porción que vaya a comer en ese momento y guarda lo demás en el refrigerador hasta 48 horas. Es muy importante que no tenga contacto con la saliva del bebé.

¡Hora de cocinar su primera papilla!

Para preparar la papilla perfecta, asegúrate de contar con el equipo adecuado que te permita moler los alimentos, puede ser una licuadora, un procesador o una batidora, incluso con la ayuda de un tenedor, dependiendo del alimento que se trate.

Cómo preparar papillas para bebé

Es momento de elegir las frutas y verduras para la papilla. En el caso de las frutas, comienza por manzanas, plátanos, mangos, duraznos y ciruelas pasas. Si son verduras, te recomendamos empezar con zanahorias, chícharos, papa o calabaza.

Lo primero que debes hacer es suavizar las frutas y verduras para poder molerlas. La manera más sencilla de conseguirlo es poniéndolas a cocer, así conservarás sus vitaminas y minerales.

Cuando hiervas el alimento, procura hacerlo con poca agua y agregar el líquido que sobre al machacarla.

Al preparar pollo y carne, quítales la piel y la grasa antes de cocinarlos. Luego muélelos con un poco de líquido.

Anímate a preparar las primeras papillas para tu bebé en casa. Encuentra todos los ingredientes que necesitas en Superama o visita Superama.com.mx y pide tu súper en línea.