Plancha rápido y fácil

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Con estos consejos lograr que tu ropa quede sin arrugas, será sencillo

En algún momento todos nos hemos enfrentado a la tarea de planchar la ropa y aunque cada vez hay más prendas que no necesitan este proceso, algunas siempre lo requerirán. Estas recomendaciones te enseñarán cómo planchar ropa rápido y sin complicaciones.

Antes de empezar

Debes asegurarte que la ropa esté perfectamente limpia, ya que, en ocasiones, si las áreas que corresponden a las axilas no están libres de olores, se activarán con el calor.

Suavizante de telas

Cuando se utiliza correctamente este tipo de producto, es decir, en la cantidad y forma adecuadas, obtendrás un resultado suave y con pocas arrugas. Algunas prendas podrían quedar listas para usar.

Lee las etiquetas

Verifica el tipo de tela que plancharás y visualiza en la etiqueta las recomendaciones de temperatura.

Verifica el tipo de tela que plancharás y visualiza en la etiqueta
Adquiere una plancha de buena calidad

Invierte en el equipo

Adquiere una plancha de buena calidad, cuida que la mesa o “burro de planchar” tenga una funda acolchada para facilitar el planchado y una cubierta lisa para sujetarlo. También es necesario un atomizador y agua destilada para llenar el tanque de la plancha.

Ahora sí, ¡manos a la obra!

  • Comprueba que la plancha esté a la temperatura deseada. Comienza con movimientos de atrás hacia adelante. Si lo haces de modo circular, la prenda podría estirarse.
  • Para planchar una camisa, empieza por los puños, luego las mangas y el cuello. Finalmente plancha la parte frontal acomodando sobre la punta del burro de planchar. Extiende con las manos para alisar las arrugas. Ten cuidado de no acercar la plancha a los botones, pues se podrían estropear. Un truco para planchar camisas sin quemarte es poner un dedal sobre el botón para evitar el contacto.
  • Faldas, pantalones y sacos se planchan primero por el reverso, después se vuelve a pasar la plancha por la parte frontal con un paño ligeramente húmedo y a menor temperatura. Con esta técnica para planchar evitarás ese acabado lustroso que hace que tu ropa se vea desgastada.
  • Antes de planchar ropa de algodón, rocíala con agua para mejores resultados.
  • La ropa de seda requiere de una baja temperatura y cierta humedad. Debe plancharse por el revés.
  • Evita planchar prendas con terciopelo o telas con fibras largas como la angora, ya que el calor y el peso de la plancha las podría arruinar.
  • Utiliza ganchos de buena calidad para colgar la ropa, así evitarás que se deforme.

Que esta actividad ya no sea tan laboriosa. Ahora que sabes cómo planchar ropa rápido y sin dificultades.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Te puede interesar