Productos siempre frescos a un clic de distancia

Cadena de frío Superama
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Descubre cómo Superama lleva hasta tu hogar calidad y frescura

Elegir tus productos con el cuidado que tú tendrías para llevarlos a casa es una de las prioridades del servicio de Superama a domicilio. Para eso, cuentan con un disciplinado proceso en su cadena de frío, ¡conoce cómo lo hacen!

¿Qué es una cadena de frío?

Es un conjunto de procedimientos logísticos para asegurar que en el proceso de almacenamiento, recolección, distribución y transporte de alimentos fríos o congelados se mantengan a una temperatura adecuada, desde que se eligen en la tienda hasta que llegan a su destino final: tu hogar.

La cadena de frío agrega un valor excepcional a Superama a domicilio, ya que cubre con los nuevos hábitos de compra y necesidades de sus clientes.

Para asegurar que la cadena de frío se mantenga y tus productos te lleguen siempre frescos, los asociados de Superama tienen conocimiento del manejo y uso de termómetros. Además, durante la selección de tu pedido, recogen hasta el final los alimentos refrigerados y congelados en un periodo máximo de 20 minutos.

Durante este tiempo, se aseguran de elegir productos con fecha de caducidad adecuada, que tengan un empaque íntegro y sean de olor y color característicos. Al colocarlos en el carrito, guardan los alimentos refrigerados y congelados en hielera o cajas con geles helados.

Se evita la contaminación cruzada separando siempre los productos químicos de los alimentos. También se embolsan aparte alimentos crudos de alimentos listos para consumo o cocidos y no se mezclan especies en la misma bolsa. Todo seleccionado en el siguiente orden:

  • Embutidos, lácteos, productos totalmente cocinados o listos para comer
  • Precocidos, madurados
  • Productos marinos
  • Res, cordero, conejo
  • Cerdo
  • Pollo o aves

 

Antes de cargarlos para llevarlos hasta tu hogar, el transporte de reparto se asegura que esté limpio, libre de plagas y que cuente con sistemas de enfriamiento o congelación que funcionen correctamente.

En cada una de las unidades de entrega se asegura la separación de los productos y se mantiene una temperatura adecuada: refrigerados a máximo 4 °C, congelados a -18 °C y calientes mínimo a 60 °C. Si se detecta un mal funcionamiento de los equipos, se reportan al área de mantenimiento y se inhabilitan. Finalmente, los pedidos no pasan más de una hora en ruta de entrega.

Todo para que siempre recibas calidad y frescura al hacer tu pedido en Superama.com.mx.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Te puede interesar