Refresca tu casa sin ventiladores ni aire acondicionado

Refresca tu casa sin ventiladores ni aire acondicionado

Prepárate para mantener tu casa fresca, sin necesidad de ventiladores ni aire acondicionado. Sigue estos prácticos consejos.

La temporada de calor ya se acerca. Prepárate para mantener tu casa fresca, sin necesidad de ventiladores ni aire acondicionado. Sigue estos prácticos consejos.

Baja tus persianas y cierra tus cortinas

Una gran práctica para refrescar tu casa es que, a primera hora de la mañana, justo después de levantarte, aproveches la frescura que deja la noche en tu casa.

Para lograrlo, baja tus persianas y cierra las cortinas, así evitarás que los rayos del sol entren a tu casa y que el aire dentro de ella adquiera la misma temperatura que el exterior.

Tip: esta temporada, procura colocar cortinas de colores claros y tejidos ligeros, esto ayudará a que no se concentre la radiación solar en ellas.

Ojo con los tejidos

No sólo las cortinas deben ser ligeras, si buscas cómo mantener una habitación fría, cambia las sábanas, colchas o fundas para los sillones por tejidos blancos o de colores claros y suaves como la seda, el algodón o el lino.

Moja las cortinas

Este truco de vieja escuela puede parecer extraño, pero es bastante efectivo, sobre todo si en tu casa hay corriente de aire con las ventanas abiertas. Moja las cortinas de la ventana por la que entra el aire. Así se refrescará y ayudará a bajar la temperatura.

No enciendas electrodomésticos si no los necesitas

Los electrodomésticos son fuentes de calor que cargan el ambiente sin que lo notes y aunque algunos son imprescindibles, como el refrigerador, hay que evitar otros como el lavavajillas, la plancha, el horno o, incluso, la televisión en las horas centrales del día, esto ayudará a que no concentrar calor dentro de tu casa.

Plantas contra el calor

Si tienes jardín, sácale provecho y hazte de algunas hiedras o enredaderas, pues ayudan a que el sol incida menos sobre la casa y que entre menos calor si las colocas en las paredes del balcón.

También puedes refrescar el interior de tu casa con plantas de hojas verdes y de gran tamaño.

Por tu parte, si te sientes demasiado acalorado, moja tus muñecas durante unos minutos con agua fría, eso te permitirá reducir la temperatura corporal por un buen rato. Puedes hacer lo mismo con tus pies, así tendrás este beneficio por un poco más de tiempo.

¡Que el calor no te desespere! Sigue estos súper prácticos tips para refrescar tu casa en todo momento.