sandwiches-divertidos-para-ninos-de-regreso-a-clases

Sándwiches divertidos para niños, ¡de regreso a clases!

Estas ideas harán que tus hijos coman su sándwich con gusto durante el descanso

Preparar un sándwich de jamón y queso como lunch escolar es de lo más fácil. Pero, para los niños puede resultar aburrido comer lo mismo a diario, a menos que incluyas más variedad de ingredientes y formas entretenidas. ¡Anímalos a comer sano con sándwiches divertidos para niños!

Te dejamos algunas ideas con imágenes de sándwiches saludables para niños. Sólo corta y acomoda los ingredientes, ¡les fascinarán!

1. Monstruitos1. Monstruitos
Monstruitos
Estos son los únicos monstruitos que causarán la alegría de tus pequeños. Sólo necesitas panes dorados en tostador, jamón, queso manchego, rodajitas de pepino o calabaza, aceitunas, salami y jitomate. Puedes volverlo un sándwich saludable para niños sustituyendo el jamón de cerdo por pechuga de pavo, optando por pan integral, utilizando sólo una rebanada de salami ¡y toda la verdura que quieras!
2. Sándwiches de corazones2. Sándwiches de corazones
Sándwiches de corazones
Como todo emparedado, necesitas pan, pechuga de pavo, rebanadas de queso tipo americano (o el que tus niños prefieran) y verduras como jitomate o pepino. Para que los corazones queden perfectos, busca moldes para galletas que tengan esta forma y haz las caritas con un cuchillo.
3. Para tus pequeños astronautas3. Para tus pequeños astronautas
Para tus pequeños astronautas
Necesitarás: un huevo frito en forma de nave espacial, una rebanada redonda de queso gruyere (como tiene agujeros, parecerá la luna), queso americano en forma de astronauta y tres rebanadas delgadas de salchicha de tu elección. Decora con cereal o bombones de estrellitas.
4. El gato y el ratón4. El gato y el ratón
El gato y el ratón
Si a tu niño le gustan los gatos, ¡este sándwich le fascinará! Sólo dale forma de carita de gato a los panes, rellénalo con lo que más le guste a tu hijo y decóralo con trocitos de queso y verduras. El gato se sentirá menos solo si lo acompañas de un pequeño ratoncito hecho de huevo duro y zanahorias.
5. Un perrito delicioso5. Un perrito delicioso
Un perrito delicioso
Pero si tu niño es más perruno, esta es la opción. Tuesta los panes y haz el tradicional sándwich de jamón y queso con lechuga. Decora con trozos de quesos como americano y blanco. Para los ojitos y la nariz, parte unas aceitunas negras por la mitad (o uvas moradas, como prefieras). Para la boquita, pon un pedacito de zanahoria.
6. Un búho consentidor6. Un búho consentidor
Un búho consentidor
Consiéntelos con el sabor dulce que tanto les gusta, pero con opciones que los nutran, como este delicioso buhito. Sólo tienes que untar crema de cacahuate en una rebanada de pan y darle forma al búho con trozos de manzana verde o pera para las alas y pico, plátano y uvas o moras para los ojos, cereal de rueditas para las plumas y chocolate líquido para las patas y la rama. Decora también con cereal o bombones de estrellitas.
7. Dulce despertar7. Dulce despertar
Dulce despertar
¡Que no se vayan a la escuela con el estómago vacío! Corta unos trozos de durazno en forma de sol, ponlos alrededor de un pan que simule una nube y hazle una carita feliz con frutos rojos. Aunque no es propiamente un sándwich, ¡es la mejor manera de hacer que tus hijos coman fruta!

Echa a volar tu imaginación y consiente a los pequeños de casa con más recetas saludables y divertidas 

En Superama en línea encontrarás todo lo que necesitas para hacer estos sándwiches divertidos para niños, ¡y muchos más!

Compartir 

TE PUEDE INTERESAR