Por el bien de todos, te explicamos la importancia de reemplazar las bolsas de plástico

¿Sabías que cada minuto se utilizan en promedio 5,000 millones de bolsas de plástico en el mundo? Sólo 9% de ellas son recicladas, de manera que la mayoría termina en ríos y océanos, tardando cientos de años en desintegrarse.

Si bien el uso de las bolsas de plástico había sido algo común, el abuso de ellas y la falta del reciclaje las ha convertido en un problema medioambiental.

Hoy en día tenemos una tarea muy importante: cuidar nuestro planeta. Estamos en una era crítica en la que la sustentabilidad ya es indispensable para el bienestar de todas las especies. Por estas razones, te recomendamos reducir el uso de bolsas de plástico:

  • Están hechas de polietileno: mucha gente suele confundirlo con plástico, cometiendo el error de tratar de reciclarlas como tal, lo que provoca que este material blando y fibroso se enrede en las máquinas de reciclaje, generando problemas en el proceso.
  • Se elaboran con petróleo: producir bolsas de plástico requiere el uso de este recurso no renovable, costoso ¡y escaso!
  • Son un peligro para los animales: algunos expertos estiman que para el 2050 habrá más plástico en los océanos, que peces, y es que la presencia de estos desechos en el mar afecta la fauna marina de manera dramática.
  • Su producción también contamina: al elaborar bolsas de plástico se utiliza una mezcla de químicos dañinos para el medio ambiente, pues durante este proceso se emite ftalato, un compuesto químico que contamina tanto a las personas, como a los alimentos que consumimos.

Por eso, te invitamos a que cuando hagas tu despensa en Superama, digas #SinBolsaPorFavor y optes por la Bolsa Verde, que está elaborada con PET reciclado. Así dejarás de utilizar hasta 650 bolsas de plástico al año. Cada pequeña acción cuenta para salvar al planeta y, con esto, ¡a ti mismo!